IMAG0030

Tú me envuelves, yo me dejo enrollar sobre mí misma. Tú me arropas, yo me acurruco en mi interior paladeando tus caricias. Tú me transmites tu Vida, yo la expando alrededor entre todas las espesuras que me rodean. Tú, solamente Tú eres el que actúas y yo soy sólo el vehículo que Tú utilizas. ¡Gracias por ese Amor Tuyo que tiñe de rojo toda mi vida!

“Enséñame señor tu camino para que siga tu verdad, mantén mi corazón entero en el temor de tu nombre” Salmo Nº 86.