IMAG0721

No es cuestión de entender, sino más bien de adorar el Misterio, sin entenderlo. La fiesta de hoy, sólo desde la Fe es posible contemplarla. “Porque tanto amó Dios al mundo… que no envió su Hijo al mundo para condenarlo, sino para que el mundo se salve por Él” Jn.3,16-17.

Sólo desde aquí podemos festejar la Exaltación de la Santa Cruz y en ella, hacer presente a los innumerables crucificados que hoy siguen actualizando aquel derroche de amor.