IMAG0126

Todavía,con el sabor en la boca que nos dejó ayer la celebración del día de Santa Teresa, volvemos hoy a hacer alusión a uno de sus poemas

Dice Antonio Machado que “un corazón solitario, no es un corazón”. Es por eso que me tomo el atrevimiento de escoger esta foto con dos tulipanes rojos para que, de alguna manera “representen” el corazón de Teresa y el Tuyo. De sobra sé que es una osadía, pero, he echado mano de la Carta a los Filipenses en la que Pablo nos dice que te hiciste “uno de tantos” y sé que no te importa que te represente un tulipán rojo.

Yo pienso que estaría Teresa pensando en su corazón y en el Tuyo, cuando escribió: Dichoso el corazón enamorado / que en solo Dios ha puesto el pensamiento; / por Él renuncia a todo lo criado, / y en Él haya su gloria y su contento; / aun de sí mismo vive descuidado / porque en su Dios está todo su intento; / y así alegre pasa y muy gozoso / las olas de este mar tempestuoso.