Imprimir

ResurrecciónAmor… fuego
que es herida,
ausencia.
Presencia escondida
acendra mi relación contigo.
Tómame,
arrebátame de mí
y fúndeme
en tu misterio sin fin.


Y así… despierta
dejarte ser Dios en mí,
libre, abierta,
hincada ante Ti,
desembarazada de mí.
Y, Tú…
Plenitud de Amor.
Entra mar adentro,
recógeme.
Resucita en mí,
embriágame de Ti.
Astro naciente,
Victorioso, nueva Luz asciendes.
Trasciendes todo ser.
Despierta, renace, reverdece…
Los pájaros cantando, saliendo de su asilo,
los árboles silban en chasquidos,
sus brazos y sus hojas.
La tumba está vacía…
¡CRISTO HA RESUCITADO!